Edilberto Valencia Méndez

El anuncio del retiro de la reforma tributaria hecho en las últimas horas por el Presidente Iván Duque y el repudio generalizado al vandalismo producto de la protesta social en todo el país, son las noticias de momento en Colombia

Ante las protestas generalizadas que han degenerado en vandalismo en muchas ciudades del país con muertos, heridos y saqueos, y con la militarización de las ciudades por orden presidencial, el Presidente Iván Duque se vio obligado a retirar del Congreso la polémica reforma tributaria y a solicitar con urgencia que se tramite otra generada por consenso, argumentando que la discusión no es lo que se pretende grabar sino la protección de las finanzas del país.

La realidad es otra; la reforma del Presidente Duque y su Ministro Carrasquilla pretendía afectar a muchos trabajadores que ganan bajos sueldos, pretendía incrementar el IVA a la mayoría de los productos de la canasta familiar, lo mismo que afectar los intereses de los pensionados, medidas que motivaron una protesta generalizada, protesta que desafortunadamente en muchas ciudades degeneró en vandalismo.

En Madrid Cundinamarca, falleció de un disparo el joven Brayan Bernardo Niño Alape de 24 años, en Ibagué Santiago Murillo de 19 años y en Bogotá el Capitán Jesús Alberto Solano, además de que se tiene conocimiento de otros muertos en Cali, del ataque a 23 ambulancias, más de 70 buses vandalizados entre Cali y Bogotá y numerosos comercios saqueados, hechos que indican a las claras que en el actual estado de cosas producto de la pandemia, el pueblo no está para pagar más tributos: esos se deben recargar a las élites gubernamentales y legislativas y a la banca en general que son quienes están devorando la economía nacional.

Con el retiro de la reforma debe de terminar la protesta social, pero indudablemente la ciudadanía tiene que estar atenta a la reforma que se presente por consenso porque si esta nueva reforma pretende atacar a los más pobres, necesariamente también se irá a pique.

Comentarios

comentar