Belén de los Andaquíes. Consternación se produjo en Semana Santa en Belén de los Andaquíes, al Sur del Caquetá, cuando desconocidos se llevaron la imagen del Divino Niño que se encontraba en la gruta, a la entrada de ese municipio, el municipio con el nombre más bonito de Colombia y establecido por Ordenanza, como el municipio Verde Protector del Agua.

Lo anterior, puede tener similitud, con lo sucedido al amanecer del Año Nuevo del 2020, poco antes de la pandemia cuando desconocidos vandalizaron la gruta y despedazaron la imagen que por muchos años había sido el epicentro de la devoción religiosa por parte de los belemitas.

En esa oportunidad el vandalismo solo sirvió, para que los feligreces ofrecieran en masa su aporte para la restitución de la imagen, como en efecto se hizo.

Cuestionado sobre el robo de la imagen en Semana Santa el padre Hugo Poveda, párroco de la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús, dijo que el hecho pudo haber sido realizado por personas que querían mucho la imagen y no se podía especular con que fuera fanatismo religioso, puesto que se trataba de una imagen y no de una devoción que es muy sentida por los belemitas y por los caqueteños en general.

Por su parte el Padre Jaime Suárez Blandón, sacerdote muy querido en esa parroquia, dijo por la emisora local, en un programa del colegio Agrotécnico Mixto de Belén, que quienes habían cometido tal falta no entendían que en vez de hacerle un daño a la Iglesia, estaban multiplicando la fe, puesto que muchos feligreces ya se han ofrecido para donar la imagen, lo cual indica que en vez de disminuir, la devoción al Divino Niño creció aún más.

Comentarios

comentar