La Amazonía ardiendo, miles y miles de incendios en las selvas del Brasil, Bolivia y Perú son la catástrofe ecológica más grande en la historia de la humanidad después de los meteoritos que dieron lugar a la destrucción de los dinosaurios, y el gobierno colombiano está entregando el subsuelo a las multinacionales del petróleo: van a ser ofertados 50 bloques petroleros en el país mediante el proceso de coordinación y concurrencia PPAA II 2019; para el Caquetá se venderán tres bloques con influencia en Curillo, San José del Fragua, Doncello, el Paujil, la Montañita, Puerto Rico, San Vicente del Caguán y Cartagena del Chairá; Colombia contribuye de esta forma a la debacle mundial del ecosistema amazónico.

En Fraguita, al sur del Caquetá, la comunidad tomó cartas en el asunto y bloqueó la vía que viene del Piamonte Cauca a San José del Fragua, para evitar el paso de las grandes tracto mulas con maquinaria para las petroleras, esos gigantescos vehículos están destruyendo la vía que comunica al Fraguita, San José del Fragua, Belén de los Andaquíes, Morelia, Florencia y los municipios del sur del Huila…Es la voracidad de las multinacionales favorecidas por el gobierno colombiano que está cambiando las riquezas naturales: el agua por petróleo.

No nos oponemos al progreso, pero creemos sinceramente que se pueden explotar de manera sostenible las riquezas naturales del Caquetá, entre estas el agua, sin necesidad de exponer a la región a una fija desertificación que traerá la explotación petrolera, a la degradación de las costumbres morales y la pobreza que llega donde llegan las multinacionales del petróleo a cambiar por espejitos las riquezas de las entrañas de la tierra.

Comentarios

comentar