Edilberto Valencia Méndez

En el próximo mes de noviembre los jóvenes caqueteños tienen una oportunidad única e histórica: saltar a la palestra política presentándose como candidatos al Concejo de Juventudes que les permitirá tener una incidencia real en la política nacional; los jóvenes tienen una oportunidad única e histórica para ayudar a cambiar los vicios que generan la corrupción que está destruyendo al país.

En el pasado paro nacional los jóvenes tuvieron un papel protagónico en algunos casos para bien en otros casos para mal; en algunos casos protestando con valor, poniendo la cara y el pecho en las manifestaciones, haciendo sentir sus reclamos sin generar violencia, sin destruir lo construido con tanto esfuerzo y sin obrar en la clandestinidad como si fueran delincuentes.

En otros casos su actuar fue desastroso: se dejaron manipular por fuerzas oscuras que los llevaron a generar destrucción, a cometer toda clase de desmanes, a servir de idiotas útiles para grupos al margen de la Ley que los manipularon para que taponaran vías, para que produjeran el caos, para que sirvieran como bastiones de ideas radicales obsoletas en las cuales la destrucción y el odio priman sobre la razón y el progreso.

Dentro de las cosas positivas que los jóvenes comenzaron a plantear se destacan su interés por la equidad, porque todos tengan oportunidades de trabajo, para que no se les exija una experiencia que necesariamente no tienen, para volver gratuita la educación pública, no como una medida coyuntural sino como una política permanente de Estado, los jóvenes hablaron de la urgente necesidad de poner las manos sobre el medio ambiente, sobre parar definitivamente la deforestación, sobre no convertir a los campesinos trabajadores por muchos años en algunas zonas de reserva forestal en delincuentes perseguidos por la ley y en vez de eso buscar alternativas para que no pierdan los fundos que han trabajado durante décadas de manera honesta, los jóvenes también hablaron sobre la necesidad urgente y perentoria de detener el Fracking a nivel nacional de parar totalmente la explotación minera y de hidrocarburos en toda la Amazonía, la necesidad de acabar en el menor tiempo posible con los privilegios escandalosos que son parte de la vena rota del presupuesto nacional, tales como los sueldos estrambóticos de los Congresistas las pensiones con un solo cuatrenio de trabajo, las prebendas irracionales de los Congresistas y los grandes gerentes que aterran a la opinión internacional, a la gente trabajadora del país y sobretodo a la conciencia de los colombianos

Algunos jóvenes ya nos han manifestado su intención de participar en esas elecciones y nos han pedido espacio para publicitar sus ideas, cosa que haremos en esta columna y en el orden en el cual nos vayan llegando sus propuestas porque creemos que los jóvenes son los llamados a enderezar el actual barco de la nación que está generación está entregando con muchos bandazos generados por la corrupción, los privilegios, las desigualdades y la falta de un liderazgo joven que salte a la palestra y nos enrumbe en estos tiempos de la nueva tecnología por los caminos de la verdadera justicia y la razón comunitaria.

Comentarios

comentar