Las imágenes que nos hacen llegar nuestros colaboradores y que han sido publicadas en el Facebook, son aterradoras: son imágenes de desolación y muerte, de dolor y ruina a las orillas del gran río Caquetá. Las vacas, los terneritos, los toros, el patrimonio, la vida de los campesinos, el sustento de todos muriendo entre el agua y el lodo de las crecientes del gran río.

Son cientos de familias que quedaron en la ruina, con créditos en los bancos, con deudas en el comercio, especialmente en almacenes de medicamentos veterinarios, son el doloroso final de toda una vida de trabajo, son imágenes que indudablemente causan dolor y lágrimas, son el resultado de las conejeras de los ríos Pescado, Bodoquero, Orteguaza y Caquetá que afectaron los municipios de Curillo, Valparaíso, Solita, Milán y Solano.

El Gobernador Arnulfo Gasca Trujillo, quien ha estado al frente de la situación con su equipo de trabajo, con el apoyo de los organismos de socorro, del ejército y la policía, desesperadamente está buscando ayuda en las instancias nacionales; algo ha logrado, pero es necesario que todas las fuerzas vivas del Caquetá incluyendo los dos Representantes, presionen al gobierno nacional para que tome cartas urgentes en la dolorosa tragedia que viven los campesinos del Caquetá.

Nuestros campesinos nos duelen a todos y todos debemos solidarizarnos con ellos

Comentarios

comentar