Florencia. Al cierre de la presente, cientos de campesinos se dirigen desde Cartagena del Chairá a Florencia a reforzar el paro nacional, mientras tanto, un vocero de los indígenas anunció desde Garzón en el Huila, una «caravana humanitaria» o «minga humanitaria» para permitir el paso de alimentos, insumos médicos y gas hacia el Caquetá.

Los campesinos que se dirigen a Florencia han manifestado su intención de no bloquear las vías, sin embargo, ayer en la vía que conduce al aeropuerto de Florencia frente al SENA, hubo momentos de tensión entre la comunidad y los manifestantes que pretendían bloquear la vía, impidiendo el paso de los niños que estudian en ese sector de la ciudad y los ciudadanos que van a trabajar a Florencia.

En Garzón, ante la presión de la comunidad, un vocero de los indígenas dijo que como un gesto humanitario, se permitirá lo que denominó «caravana por la vida» o «minga por la vida «, dejando pasar hacia el Caquetá, desde las 12 de la noche de mañana miércoles hasta las 12 de la noche del día jueves, los vehículos de carga con insumos médicos, oxígeno, combustibles, gas y alimentos.

El paro nacional continúa, los bloqueos también continúan, la molestia de las comunidades por los bloqueos es evidente en todas partes, en muchas regiones del Caquetá los alimentos comienzan a escasear como sucede en los municipios del Sur, debido al bloqueo en Charco Azul vía a Morelia, que solo permiten el paso de vehículos de 7 a 7 y 30 de la mañana, de 12 a 12 y 30 de la tarde y de 6 a 6 y 30 de la noche.

En la práctica aún no se sabe, si lo logrado por el gobernador del Caquetá y su comitiva en el sitio conocido como las Garzas, acuerdo que permite el paso de alimentos, insumos médicos, salida de leche, carne y queso hacia el interior del país, se cumpla. Este acuerdo depende de lo que decidan los indígenas, campesinos y transportadores, que bloquean las vías en Guadalupe, Altamira, el cruce con Acevedo y los bloqueos de Garzón, Hobo y Campoalegre.

Salir de la versión móvil