Con un total de 28.353 dosis concorde al 30 de abril del 2021, de las cuales 7.050 corresponden al Talento Humano en Salud y 21.303 a los adultos mayores de 60 años, según datos suministrados por el periodista David Fuentes de la Oficina de Prensa de la gobernación del Caquetá, el departamento avanza en el proceso de vacunación contra el Covid-19.

Pero este proceso no avanza tal como se esperaba, debido a múltiples obstáculos que se han presentado y en la actualidad del 65% de dosis suministradas, solo se va en un 45%, pues algunos municipios no han podido igualar las metas esperadas tal como lo informó la profesional a cargo del proceso de vacunación en el Caquetá, Cristina Lerma.

Muchas de las personas que no se dejan vacunar, argumentan que no lo hacen porque con las vacunas «les inyectan un chip, les cambian el ADN, porque la vacuna no sirve, o para convertirlos en esclavos», estupideces que se publican en las redes sociales y que causan mucho daño, porque ponen en riesgo la vida de la persona, de su familia y de sus allegados.

Todo esto conlleva a una especie de semáforo en el proceso de vacunación, pues según se avanza, el semáforo estará en verde, rojo o amarillo; según el último corte el Caquetá está en rojo porque su proceso de vacunación tiene un retraso del 20%.

Hoy se comenzó a vacunar con la segunda dosis de Sinovac que se debió haber hecho el jueves pasado, pero que no se hizo por los disturbios que se están presentando en Bogotá, disturbios que impidieron que las vacunas llegaran oportunamente al Caquetá. Se espera culminar este proceso en pocos días para continuar con la siguiente fase de vacunación.

Comentarios

comentar