Florencia. Un apagón de 27 horas desde el pasado martes a las 4 de la tarde, hasta ayer 16 de junio a las 7 de la noche se presentó en el Caquetá, además la alerta roja hospitalaria decretada por el gobierno Departamental y la nueva fase de vacunación masiva a partir de los 45 años, son las noticias más importantes de los últimos días en este departamento.

Un daño de las estructuras 76 y 79 fase A, en la línea de interconexión Altamira-Florencia, produjo el prolongado apagón que se suma a los graves problemas económicos que acaba de tener el Caquetá por los bloqueos que con motivo del paro nacional se presentaron en los municipios del Sur del Huila, produciendo grave desabastecimiento en todo el Sur Occidente Colombiano.

Es importante reconocer el efectivo trabajo de los operarios de la Electrificadora del Caquetá, quienes a pesar de que el daño se presentó en la cordillera, en un sitio de difícil acceso y en condiciones climáticas adversas, lograron restaurar el servicio en tiempo récord.

Por otro lado y ante la amenaza de colapso del sistema de salud en el departamento, la Secretaria de Salud Departamental Lilibeth Galván, anunció la declaratoria de alerta roja hospitalaria en el Caquetá, con lo cual quedaron suspendidos muchos servicios, citas médicas, cirugías y toda clase de intervenciones que no estén relacionados con casos graves de Covid-19.

Por último y con el objetivo de buscar rápidamente la inmunidad de rebaño para proteger la población, el gobierno nacional y Departamental anunciaron la iniciación de una nueva fase de vacunación sin agendamiento para las personas mayores de 45 años las cuales pueden acudir a cualquier punto de vacunación a recibir su vacuna, buscando contribuir de manera responsable con la salud personal, del entorno familiar y de los allegados en general.

Salir de la versión móvil