Altamira ejemplo mundial
Foto: Cortesía: Centro Noticias

Altamira ejemplo mundial

Altamira, un pueblo de 5000 habitantes ubicado al sur del Departamento del Huila, paso obligado a los departamentos de Putumayo y Caquetá, se encerró en barricadas y alambre de púas, según su alcalde y pobladores, por temor al coronavirus y como medida de prevención para evitar que lleguen personas extrañas a llevar el contagio; un ejemplo mundial de prevención y temor ante un enemigo que ni siquiera podemos ver.

El ejemplo de los altamireños que solo dejaron un puesto de control para los camiones que pasan con alimentos, es un desesperado llamado de atención al Presidente Iván Duque, para que mantenga aún más la cuarentena con todas sus medidas restrictivas, si no queremos que la pandemia crezca de forma incontrolada.

Ellos, los altamireños que viven de la venta a los turistas de sus famosos bizcochos de achiras, han buscado otros medios de subsistencia reemplazando así su tradicional economía.

La economía puede esperar, la vida no, la economía se recupera, la vida no, el país no puede naufragar para satisfacer la avaricia del ministro carrasquilla, el émulo perfecto del Presidente Trump que tiene naufragando en un mar de sangre a su país, solo por proteger las grandes economías y mantenerse como los potentados del mundo.

Cualquier dilación del gobierno nacional nos pone en peligro a todos; las justificadas protestas sociales deben ser atendidas de forma inmediata y efectiva; no se pueden solucionar problemas de hambre con gases y bolillos; los alcaldes y gobernadores deben prescindir de los funcionarios retenes que en todo momento ponen peros para entregar rápido los mercados, y esos mercados deben ser al menos para una semana y para familias de 5 personas.

Los recursos los tiene el gobierno nacional, solo se teme el accionar de los corruptos; por eso no se entiende que los recursos que se le van a descontar a Los sueldos que pasan los 10 millones de pesos, se entreguen al Ministerio de Hacienda para quedar al alcance de las garras de Carrasquilla y desvíe gran parte hacia la banca de sus amigos cacaos.

Altamira es el mejor ejemplo que tiene el mundo para contener la pandemia, el ejemplo de ese pueblito del Huila llama la atención de todos los gobernantes del planeta, para que articuladamente mantengan las medidas restrictivas contra el Covid-19, porque de nada nos sacamos si lo controlamos aquí y otros países siguen exportando el contagio.

Compartir

Comentarios

comentar