Florencia. Visiblemente preocupado por el exagerado avance de la pandemia en Florencia, el alcalde Ruiz Cicery, solicitó al Ministro del Interior permiso para implementar de nuevo rigurosas medidas restrictivas.

Según el mandatario al cierre de la presente nota el hospital Maria Imaculada reporta que la sala ERA tiene una ocupación del 90 %, la UCI Covid está al 85% ocupada, la UCI no Covid al 85% ocupada; la Clínica Mediláser reporta el 98% de ocupación de la sala Covid, la sala ERA al 100% de ocupación, lo cual indica que los dos principales centros de atención médica contra el Covid, están a punto de colapsar.

Además manifestó el alcalde que hay una peligrosa falta de oxígeno en esos dos centros asistenciales, toda vez que la producción de oxígeno a nivel nacional no alcanza para suplir las necesidades del pais; la Clínica Mediláser por ejemplo estaba gastando diariamente 500 litros de oxígeno y ahora está gastando 700 litros diarios, por lo cual tiene un desfase que pone en peligro la vida de muchos pacientes.

Ruiz Cicery agregó que a pesar de que los médicos y el personal de salud están trabajando al máximo, y están cansados y agotados, de ver el avance incontenible de la pandemia que está llevando al punto de colapso los servicios de salud en la ciudad, han señalado la necesidad urgente de implementar agresivas medidas para detener el avance del contagio.

Por lo anterior, el mandatario solicitó con urgencia que con rapidez el Ministro del Interior le permita adoptar de nuevo medidas restrictivas para salvar vidas en la ciudad.

Entre esas medidas, están la de imponer e nuevo el pico y cédula a todos los ciudadanos, las medidas de bioseguridad de manera estricta en todos los centros comerciales de Florencia, y entre otras, la prohibición de baile en las discotecas, casa de familias y cualquier otro sitio al menos por los meses de junio y julio.

El alcalde Cicery se convierte de esta forma en el primero de los alcaldes del Caquetá que toma con seriedad y responsabilidad el gravísimo problema del tercer pico de la pandemia que ya está sobre la región y que de no ser controlado a tiempo, como lo aseguran los miembros del Colegio Médico Capítulo Caquetá, bien podría ser el inicio de una mortandad general.

Comentarios

comentar