UN HISTORIAL INVEROSIMIL

UN HISTORIAL INVEROSIMIL
LADY JOHANA PALACIO GAVIRIA - abogada
Politecnico gran colombiano florencia caqueta
Politecnico gran colombiano florencia caqueta

Cuando se trata de condimentar al máximo las relaciones sexuales para llegar a clímax increíbles, muchas son los métodos y los caminos a seguir por las parejas, pero algunas tienen historias inverosímiles, tan extensas que se podrían escribir tratados de sexualidad con sus narraciones; eso les pasa a Jaime y Andrea, una pareja de arquitectos que vino a consultarme su increíble situación.

Jaime, un hombre de 55 años, alto, delgado y de aspecto atlético y Andrea, una diminuta mujer de apenas 42 años, con unos ojos vivaces y unos senos aún desafiantes que a toda hora parece que se van a escapar de la blusa siempre bien escotada, entre risas nerviosas me dijeron lo siguiente:

Doctora: nosotros ya hemos hecho todo lo imaginable y lo inimaginable por nuestra felicidad; hemos practicado todo tipo de artilugios, poses, posiciones, hemos hecho nuestras delicias en el campo, en una peña, en el río, en la piscina al medio de cientos de personas, en el cobertizo de la finca de los viejos, en el coche, incluso hemos corrido desnudos por las calles del pueblo un viernes santo por la noche para terminar en el cementerio haciendo las cositas que nos gustan…

Pero el problema es que no estamos contentos, algo nos hace falta, estamos convencidos de que tenemos que explorar mucho más, que necesitamos algo nuevo, exótico, diferente, algo que nos haga gritar, llorar y a su vez abrazarnos como dos náufragos en medio del mar.

Tremendo problema pensé mientras el disco duro me trabajaba a gran velocidad buscando respuestas a semejante petición; eran dos de mis mejores clientes y con sus consultas pagaba el arriendo de la oficina y el estudio de mi hija.

Andrea agregó mientras cruzaba la pierna mostrando detrás de su diminuta falda ausencia evidente de abrigo para sus bellezas: a mi marido le he hecho de todo, desde las consabidas carantoñas a su mástil endemoniado, hasta las mil y una que se le ocurren a cada rato y que muchas veces me ponen en aprietos, especialmente cuando le da por vestirme de Barbie y pedirme que llore cuando lo que quiero es  gritar de alegría.

Pero estamos aburridos, qué nos aconseja doctora…?

LADY JOHANA PALACIO GAVIRIA - abogada

Los miré cuidadosamente, calculando anticipadamente su reacción a mi respuesta, luego, cuando se quedaron mirándome en silencio les dije: en la próxima consulta tienen que traerme por escrito todo lo que hayan hecho hasta ahora en materia de sexo, solo así sabré que les hace falta y solo así podré indicarles el camino a seguir.

Se miraron entre sí algo confundidos; tímidamente Andrea dijo: pero necesitamos mucho tiempo y trabajo, eso es demasiado largo.

Eso es lo que necesito, que recuerden todo les dije, que miren cómo se satisficieron mejor, qué les gustó más y qué podríamos hacer para mejorar semejante tratado de sexualidad.

Se levantaron, se tomaron de la mano, se dirigieron una mirada de esas que solo ellos saben que significa, se despidieron y se subieron al coche que lo habían aparcado en mi garaje.

Al rato escuché ruidos y salí a investigar…el coche de Jaime y Andrea saltaba como caballo desbocado en un solo punto. Parece que mis pacientes comenzaron su tarea de recordar muy temprano.    

Latest posts by Conchita Paredes (see all)

Compartir

Comentarios

comentar

12 views