Regresan a la tierra de la cual los sacó las Farc

Foto. Marinela Cedeño Renza
Foto. Marinela Cedeño Renza
LADY JOHANA PALACIO GAVIRIA - abogada
Politecnico gran colombiano florencia caqueta
Politecnico gran colombiano florencia caqueta

Esta es la historia de  Efraín Pencue  y su familia, a quienes la Unidad de Restitución de Tierras (URT) les hizo entrega de un predio ubicado en la vereda El Diviso, jurisdicción de San Vicente del Caguán, y a los cuales la guerrilla de las Farc obligó a salir de su finca desde el año 2012, dado que milicianos de esta organización asesinaron a su hijo menor y les dejaron una nota pegada presuntamente con la sangre del mismo que decía, “si no se van, les va a pasar lo mismo”, pues según ellos, el joven era colaborador del ejército porque fue soldado profesional.

“Han hecho posible lo que parecía imposible para muchos campesinos: regresar a sus hogares”, dijo Efraín entre lágrimas, pues con estas palabras cargadas de emoción, se refirió al proceso que le permite a él y a su núcleo familiar, retornar a sus tierras después de 6 años de haber tenido que salir de ellas,  gracias a que el juez segundo civil especializado en restitución de tierras del Circuito de Ibagué, al evaluar las pruebas presentadas por la URT, y ante la crudeza y veracidad de los testimonios, decidió restablecer los derechos vulnerados a esta familia, la primera que retorna al Departamento del Caquetá garantizando su seguridad, en condiciones dignas y con oportunidades de progreso a través del programa de Proyectos Productivos con que cuenta la entidad.

Foto. Marinela Cedeño Renza

Foto. Marinela Cedeño Renza

“Cuando me enteré de la restitución de tierras, tenía miedo, pues lo que le pasó a mi hermano aún está presente en mi mente, pero también pensé que debíamos reclamar lo que era nuestro, confiar en la justicia divina y en la de los humanos”, aseguró Fanny Pencue, una de las hijas de Efraín, pues cuando a la familia le tocó dejar su tierra, lo único que se pudieron llevar fue el dolor de haber perdido a uno de ellos, en medio de un conflicto que no entienden, y que los obligó a vivir en una casa de bareque, en unos potreros de la Alcaldía de Rivera Huila, donde permanecieron los últimos 6 años por fuera de su finca, sin poder realizar lo que más les gusta, cultivar la tierra y cuidar de sus animales, situación que los sometió a vivir prácticamente de la generosidad de las personas, pues la asistencia económica que recibían por parte del estado, era muy poca en comparación con la riqueza que les brindaba su tierrita.

LADY JOHANA PALACIO GAVIRIA - abogada
Foto. Marinela Cedeño Renza

Foto. Marinela Cedeño Renza

Ahora la familia regresa a su finca con la fe intacta y con la esperanza de empezar de nuevo, dejando a un lado el dolor de la pérdida de un hijo, de un hermano, de un Caqueteño igual a nosotros, y con la ilusión de recorrer sus más de 44 hectáreas restituidas, agradeciendo el trabajo realizado por la URT, y entre lágrimas mirando hacia el futuro donde ya planean sembrar plátano, yuca y caña, entre otros productos que serán de ahora en adelante el sustento para la familia, con la seguridad de nunca más volverán a salir de su finca, y es en esta donde nuevamente depositarán sus esperanzas.

Compartir

Comentarios

comentar

2 views