Popurrí de desastres con pocos paliativos

Popurrí de desastres en Colombia con pocos paliativos
Popurrí de desastres en Colombia con pocos paliativos
LADY JOHANA PALACIO GAVIRIA - abogada
Politecnico gran colombiano florencia caqueta
Politecnico gran colombiano florencia caqueta

El asesinato del Río Cauca por los accionistas y constructores de Hidroituango, el río Catatumbo convertido en un cinturón negro por el derrame que produjo el nuevo atentado contra el oleoducto Caño Limón Coveñas, el reversazo de la Corte Constitucional que declaró inexequible el Artículo 33 de la Ley 136 de 1994 que obligaba a los entes territoriales a hacer consultas populares cuando en sus regiones se iban a implementar proyectos de minería a cielo abierto o explotación petrolera, los paseos de la muerte que cobraron otra víctima en el Caquetá: una mujer pobre de la Unión Peneya, las nuevas pruebas contra los hermanos Uribe Noguera en el caso del atroz asesinato de Yuliana Samboní, la visita del Presidente Duque a Estados Unidos que podría acelerar una intervención militar en Venezuela, la supuesta oferta del primer mandatario para que el mejor equipo de ciclismo del mundo sea colombiano y el Tour Colombia 2.1, son algunos de los apartes del popurrí de desastres con pocos paliativos que vive el país en lo que va corrido del año.


Hidroituango es la piedra en el zapato de los últimos gobiernos incluído el actual, el asesinato del río Cauca es el ecocidio más terrible de la historia de Colombia así un expresidente haya saltado a la palestra a decir que sirvió para limpiar el río, 16.000 pescadores que son 16.000 familias que pasan a la indigencia, la riqueza ictiológica y la fauna del segundo afluente de Colombia convertida en añicos por la ambición de los inversionistas del proyecto, un gravísimo problema que aún tiene latente la posibilidad de una tragedia sin precedentes en la historia de Colombia.


El nuevo atentado contra el oleoducto Caño Limón Coveñas, atentado que ya convirtió al río Catatumbo en un cinturón negro donde muere la riqueza ictiológica de gran parte del Norte de Santander, una constante de tragedias ecológicas que ineludiblemente se repetirán en muchas regiones donde se incrementan las explotaciones petroleras; el Caquetá está al borde de convertirse en una víctima más de la ambición desenfrenada de los inversionistas de las grandes multinacionales; 12 hidroeléctricas proyectadas, 10 con licencia ambiental, y toda la cuenca de los ríos Bodoquero, Pescado, Sarabando, Orteguaza y Caquetá entregada a la Emerald Energy para la explotación de 50 pozos petroleros.


El reversazo de la Corte Constitucional que declaró inexequible el Artículo 33 de la Ley 136 de 1994 que obligaba a los entes territoriales a hacer consultas populares cuando en sus regiones se iban a implementar proyectos de minería a cielo abierto o explotación petrolera; según la Presidente de ese organismo Gloria Ortíz, “cuando el proyecto también sea de interés de la nación, el municipio o departamento no podrá realizar la consulta popular”, lo cual quiere decir que como siempre, todo sigue centralizado en Bogotá y desde allá se tomarán las decisiones sobre lo que afecte al resto del país, sin importar si será perjudicial o no para las regiones; desde los escritorios y de un plumazo, se seguirá condenando a muerte al ecosistema colombiano; las comunidades no importan, no tienen voz ni voto ni saliva en el coto como dicen las abuelitas.

En Florencia falleció otra mujer víctima del paseo de la muerte; una joven madre de dos niños, Yiseth Andrea Espinosa Vargas, procedente de la Unión Peneya, quien según su señora madre fue hospitalizada el pasado 24 de enero en la clínica Mediláser de Florencia con un cuadro de artritis rematoidea; falleció el martes pasado esperando que su EPS Asmet Salud, encontrara en otra ciudad una habitación en una clínica de cuarto nivel; algo muy similar ocurrió días atrás con la enfermera Mercy Trujillo quien finalmente, gracias a la presión de su hija, de los familiares y de los medios de comunicación, logró ser trasladada a Bogotá donde se recupera satisfactoriamente.

Las nuevas pruebas aportadas por el oficial de la policía que investigó el caso de Yuliana Samboní, unidas a las que aportaron los investigadores del FBI tomadas de los celulares de los hermanos Uribe Noguera, pruebas que demostrarían la complicidad de los hermanos en tratar de proteger al asesino, con quien supuestamente tuvieron hora y media planeando cómo defenderlo y destruyendo pruebas muy importantes en el asesinato, es otra de las noticias que conmueve el país por lo terrible que resultó el crímen de Yuliana.

LADY JOHANA PALACIO GAVIRIA - abogada

La visita del Presidente Iván Duque a los Estados Unidos que tiene cierto olorcillo a posible intervención militar del coloso del norte en Venezuela, tiene especulando a todo el mundo, especulación que se suma a la supuesta oferta del presidente para patrocinar o convertir al mejor equipo de ciclismo del mundo en una escuadra colombiana, son dos hechos que también están en la mente de los colombianos por estos días.

Por último, la masiva asistencia de los aficionados al Tour Colombia 2.1, es un paliativo que refresca el ciclismo colombiano, que nos dice que aunque está en decadencia por la desaparición de los mejores equipos de marca, aún manda la parada en cuanto a afición se refiere y aún es considerado por los colombianos como el deporte que mejor y más historia mundial ha tenido Colombia en todos los tiempos.

Este es a grandes rasgos, el popurrí de grandes desastres con pocos paliativos que Colombia tiene a comienzos del 2019, y de todas estas situaciones, lo más importante es entender que ayer, hoy y mañana, las grandes decisiones, las que atañen a todo los colombianos, se seguirán tomando desde los escritorios de Bogotá, así las regiones se opongan, porque son más importantes los intereses de los grandes inversionistas que los intereses de los eternos desheredados de Colombia: los campesinos, los habitantes de las regiones más apartadas.

Compartir

Comentarios

comentar

6 views