Llamarada de hojas secas

LADY JOHANA PALACIO GAVIRIA - abogada
Politecnico gran colombiano florencia caqueta
Politecnico gran colombiano florencia caqueta

Los caqueteños que ya estamos acostumbrados a las peroratas del gobernador Álvaro Pacheco Álvarez, cuando de hacer protagonismo público se trata, quedamos anonadados con la llamarada de hojas secas que fue su discurso a la llegada del Presidente Iván Duque, a Florencia: como un Demóstenes descompuesto en el senado romano, el mandatario gritaba y gesticulaba sin ton ni son, convirtiendo en una epopeya el hecho de que el Presidente hubiese dormido una noche en Florencia: palabras más palabras menos, dijo que era un hecho histórico para la ciudad, que nunca antes se había visto tamaña deferencia con el Caquetá y que eso era digno de tener en cuenta en los libros de historia del departamento.

Y la perorata continuó con las gesticulaciones acostumbradas, con los altos y bajos de voz, con los señalamientos a los senadores y ministros como si fueran dioses del olimpo colombiano, hablando de lo maravilloso que es tener al Presidente en Florencia, pero sin mencionar en absoluto nada de la problemática del Caquetá, de los problemas que nos aquejan, y mucho menos detallar proyectos presentados por su gobierno que son de suma urgencia para la región.

Y como es apenas lógico, el primer mandatario de los colombianos estaba contento, eufórico, por primera vez un mandatario seccional no le solicitaba recursos ni le hablaba de proyectos, ni le hacía serios reclamos, solo lo estaba poniendo en el altar más alto de la patria y eso le convenía.

Y que no decir de Ernesto Macías, el presidente del Senado quien también estaba en  la mesa principal y quien también recibió con beneplácito las zalemas de Pacheco; apenas se movía en su asiento inflado como un pavo real, feliz de haber encontrado por fin en un rincón de Colombia, un gobernador que en vez de criticarlo lo adulaba de frente y en público.

Quizás de los que hablaron en la presentación del Presidente, solo se salvaron los alcaldes de Florencia y Belén de los Andaquíes; Andrés MauricIo Perdomo Lara de Florencia presentó un informe completo y detallado de su gestión, enumeró proyectos que están a la espera del gobierno nacional como el de las doble calzadas, mostró  los importantes adelantos logrados por su administración, especialmente en vivienda, salud, educación e infraestructura deportiva y abogó por una mejor atención del gobierno nacional para la capital del Caquetá.

LADY JOHANA PALACIO GAVIRIA - abogada

Por su parte Edilmer Leonardo Ducuara Cubillos, alcalde de Belén de los Andaquíes y quien fue el vocero de los municipios del sur del Caquetá, presentó ante el pleno del gobierno nacional toda una serie de proyectos de los municipios que representaba, abogó por la viabilización de los mismos, expuso con claridad las ventajas de su implementación y exigió mayor atención del gobierno nacional, especialmente en lo relacionado con el cumplimiento a lo  pactado con los campesinos productores de coca.

Pero lo más importante, lo más esperado, la intervención de la primera autoridad del departamento, resultó ser un fiasco, una llamarada de hojas secas, un Demóstenes salido de tono en el circo de los talleres construyendo país, que a no dudarlo, están amarrados y condicionados a mantener el pueblo contento como el famoso pan y juegos del coliseo romano,  y condicionados a continuar elevando el ego de la Alta Consejera para las Regiones, quien ya se siente presidente y  no desaprovecha ni la corrida de un catre, para ejercer un protagonismo mediático que sobrepasa los límites de la decencia.

Compartir

Comentarios

comentar

2 views