Lágrimas azules

Luis Fernando Urrego Candidato al Senado
Luis Fernando Urrego Candidato al Senado

La desbandada que produjo en el partido conservador el representante Fernando Urrego, al no inscribir su nombre para la Cámara y hacerlo para el Senado creyendo que a nivel nacional tendrá los votos que no consigue en el Caquetá, donde su gestión fue paupérrima, ha producido lágrimas azules en las toldas del conservatismo; da grima ver a connotados políticos de esa colectividad pegándose al guardabarro de otras campañas, procurando no desaparecer de la palestra política, mendigando inclusive que les permitan ayudar a candidatos otrora irreconciliables; negociando con las maquinarias;  eso si es llorar sobre la leche derramada y mirar con desconsuelo cómo antiguos líderes de esa colectividad, están haciendo reuniones casi subrepticias, para aglutinar antiguos líderes de los municipios, buscando mostrar una fuerza que ya no tienen, para negociar a costa de esos líderes su entrada a tales  campañas. 

Es indudable que el partido conservador pasa por la peor crisis en su historia en el Caquetá; por primera vez no tiene candidato a la Cámara de Representantes, los líderes de esa colectividad andan de tumbo en tumbo, de campaña en campaña, buscando negociar una fuerza electoral que ya no tienen porque lo último que quedaba y lo que pudo reunir y hacer crecer el representante Fernando Urrego, se fue por el ducto de la basura con una gestión paupérrima, un trabajo negligente, una desidia como nunca se había visto en las toldas azules; las lágrimas azules lluevene en todos los municipios del Caquetá. 

Algunos de los antiguos líderes conservadores de peso, con trayectorias, respetables porque dejaron huella con obras importantes, tales como Fernando Almario con sus proyectos de electrificación, Patricia Farfán con el gas domiciliario o la avenida de la comuna oriental, han pasado a engrosar las campañas de otros partidos, incluso algunas de esas campañas tienen candidatos conservadores de peso como la ASI con Oscar Váquez Arias, ex candidato conservador a la alcaldía de Florencia y James Villanueva Bustos, ex secretario de Gobierno de Florencia y  candidato del Centro Democrático. 

Algunos de los  aúlicos de Urrego están convencidos de que sacará numerosos votos en el departamento del Huila y que será Senador de la República; una utopía porque la gente del Huila es regionalista por excelencia, solo apoyan lo propio, solo apoyan candidatos con fuerza y con ejecutorias demostradas y el candidato que les pide votos solo tiene palmaditas en la espalda para repartir y con eso pretende llegar de nuevo al congreso, esta vez como senador, para medrar en los próximos cuatro años sin acordarse de quienes lo apoyaron; los huilenses si no quieren quedarse en  esos cuatro años sin su fortín conservador, tendrán que abrir muy bien los ojos para no caer en una representación de halagos y palmaditas en la espalda que a la final los deje huérfanos. 

Conservadores que somos, como las “arepas de maíz maíz” de que hablan las abuelitas,  hacemos un respetuoso llamado a los líderes conservadores que aún quedan, que no están inhabilitados y que aún merecen nuestro respeto y admiración, para que se asbtengan de utilizar a sus amigos en campañas foráneas y en vez de eso, trabajen los próximos años buscando reunir y reconstruir las huestes conservadoras en el Caquetá, para que en las próximas elecciones no sigamos con las lágrimas azules  que nos aquejan y que por el contrario, nos presentemos como una verdadera alternativa que el pueblo pueda tener en cuenta.

Compartir

Comentarios

comentar

43 views