La salud del Caquetá está en crisis

Con deudas por más de 3.700 millones de pesos por parte de las EPS a la red hospitalaria, con los resultados del nuevo censo que disminuye la población y por ende los recursos para la salud de los no asegurados, la salud en el Caquetá está en crisis, según lo manifestó la secretaria de salud departamental Lilibet Galván Mosheyoff al término de la reunión convocada por el gobernador Arnulfo Gasca Trujillo, con los Gerentes de dicha red hospitalaria.

 

Gasca Trujillo, dando los primeros pasos para cumplir lo prometido en campaña, en el sentido de ofrecer a los caqueteños un servicio de salud  eficaz y a tiempo, se reunió con los mencionados gerentes para conocer de primera mano el estado de la salud en la región y los resultados son preocupantes.

 

Alrededor de 3.700 millones de pesos adeudan las EPS a los hospitales de la región, generando una crisis para lo cual el gobernador acudirá a la Superintendencida de salud, con el fin de exortarla para que obligue a las EPS a cancelar las deudas y de esta manera normalizar el servicio de salud.

 

Según la funcionaria, “En la reunión se determinó adelantar un trabajo articulado entre el gobierno departamental y los hospitales a fin de tomar medidas urgentes, a solicitar un encuentro con la Superintendencia Nacional de Salud y los entes de control en busca de apoyo a nivel nacional para exhortar a las EPS a cancelar las deudas que tienen con los centros asistenciales del departamento”.

Compartir

Comentarios

comentar