La entrega de los militares gesto para establecer mesas de diálogo

La entrega de los militares gesto para establecer mesas de diálogo

San Vicente del Caguan. La entrega hoy del Cabo Cristian rojas y El Soldado Alejandro Perdomo por parte de los campesinos en la vereda el Tapir, jurisdicción de San Vicente del Caguán, fue un gesto humanitario que busca que el gobierno nacional suspenda los operativos contra los campesinos asentados en los parques naturales Tinigua y Chiribiquete, según dijo el Asesor de Paz Herson Lugo Saldaña, delegado del gobernador Arnulfo Gasca Trujillo para esta importante gestión.

Por su parte el mandatario de los caqueteños, quien catálogo el acto como un gesto de buena voluntad de parte de los campesinos en la búsqueda de soluciones concertadas a la problemática que se vive al norte del Caquetá, dijo que el lunes estará en San Juan de Lozada instalando la mesa de concertación, posiblemente acompañado por el gobernador del Meta.

Gasca Trujillo agregó que los campesinos están reclamando el pan de cada día, su forma de vida y hay que buscar a través del diálogo soluciones concertadas a tan difícil situación.

Algunos medios nacionales como el Espectador, recordaron algo que hace algún tiempo denunció selva.com.co y es que por los parques Tinigua y Picachos, se tiene proyectado el oleoducto el Tapir, qué es la construcción de un tubo que llevará el crudo de las cuencas del Putumayo y el Caquetá al océano Pacífico, para enviarlo directamente a China y Japón proyecto que podría ser una razón para desalojar a campesinos que llevan 30, 40 y hasta 50 años asentados en esos parques naturales.

También es bueno recordar la política de ‘Colonización Dirigida’, implementada por el gobierno nacional desde los tiempos del presidente Carlos Lleras Restrepo a través del Incora, estimulando a los campesinos, apoyándolos con créditos oficiales para que fueran a tumbar monte y deforestar con el fin de incrementar la ganadería extensiva.

Los campesinos, que enviaron un pliego de peticiones al gobernador y el presidente Duque, dice que no se les reconoce su derecho al trabajo y la titulación de los predios, tal como lo ordena la Ley López Michelsen de 1936.

Después de entregar a los militares como Gesto de buena voluntad, los campesinos piden diálogo, el gobernador pide diálogo, las cartas quedan en manos del gobierno nacional para ver si concerta con 50.000 campesinos, que forman gran parte de la fuerza económica del departamento del Caquetá.

Compartir

Comentarios

comentar