Con la licencia para explotar material en el Bodoquero acabarán hasta con el Festival de Verano

Politecnico gran colombiano florencia caqueta
Politecnico gran colombiano florencia caqueta

Otro esperpento se presenta contra el medio ambiente en el Caquetá, más específicamente en el municipio de Morelia, considerado como uno de los municipios turísticos más importantes de la región: Corpoamazonía y la Agencia Nacional de Minería, concedieron una licencia que va hasta el año 2.039, para la explotación de material del río Bodoquero, lo que ineludiblemente causará un daño terrible al afluente, poniendo en peligro a sus habitantes por el agua, e incluso el Festival de Verano que tradicionalmente se celebra en esa localidad todos los años.

Florencia. La noticia sobre la concesión de una licencia para explotar material del río Bodoquero en el municipio de Morelia, cayó como un baldado de agua fría entre sus ciudadanos y entre los ecologistas del Caquetá, noticia que fue confirmada a este medio por Mario Angel Barón Castro, Director Territorial de Corpoamazonía; con lo anterior se firmó el acta de defunción por parte de esa Corporación y la Agencia Nacional de Energía, de esa corriente de agua, una de las más cristalinas y hermosas del Caquetá, donde los ciudadanos del departamento van los fines de semana a disfrutar sus tradicionales paseos de olla.

Tal parece que Morelia se ha convertido en el epicentro, en la cabeza de puente de la destrucción del ecosistema caqueteño; el año pasado, contra viento y marea, contra la opinión mayoritaria de sus habitantes, la Agencia Nacional de Licencias Ambientales ANLA, autorizó la exploración y explotación petrolera en la cuenca del mismo río, incluyendo los municipios de Florencia, Valparaíso y Milán, con autorización para extraer millones de litros de agua de ese afluente, del Pescado, del Orteguaza y de sus cuencas hídricas, con lo cual se pone en gravísimo peligro la puerta de entrada de la Amazonía colombiana; ahora la gota que rebosó la copa: le autorizaron a un particular la explotación del material del río Bodoquero hasta el 2039.

Barón Castro admitió el grave peligro que corre todo ese ecosistema con la concesión de la mencionada licencia, agregó que se va a reunir con las partes interesadas en el asunto porque según él, “el bien general prima sobre el particular”, pero aceptó sin ambages que la licencia se concedió, se concedió a un particular y se concedió hasta la fecha mencionada.

Tal parece que al Caquetá le está llegando una nueva etapa extractivista de desolación y muerte, como la de los caucheros, la bonanza de la coca, la ganadería extensiva y ahora la explotación petrolera y minera a cielo abierto; las generaciones futuras no podrán gozar de las bellezas que ahora se tienen porque todo será devorado por los extractivistas hambrientos de dinero y desafortunadamente, las comunidades no tienen ni siquiera argumentos jurídicos para defenderse con los recientes fallos de los tribunales de justicia de Bogotá, fallos  que suspendieron las consultas populares y le dieron todo el poder al gobierno central para que continuara explotando a su antojo las regiones. Morelia es la cabeza de puente de la terrible destrucción que se avecina.

Compartir

Comentarios

comentar

2 views