Comenzó el rifirrafe conservador

La rueda de prensa en la cual se anunció la unión entre Luis Antonio Ruiz Cicery y Arnulfo Gasca Trujillo, para conformar un frente político denominado “Alianza por el progreso”, burda copia de los tiempo del presidente Kennedy, la rueda de prensa repito, fue el punto de partida del rifirrafe conservador cuyos dirigentes saltaron como un resorte, al sentir que sus intereses, en especial los del actual representante a la Cámara Luis Fernando Urrego, estaban siendo amenazados, porque quiérase o no, Arnulfo Gasca arrastra votos; por algo sacó alrededor de 30.000 en su pasada campaña a la gobernación.

 

La unión de Cicery y Gasca es una estocada a los intereses de Fernando Urrego de continuar en la cámara, y por ende, una estocada al minúsculo grupo que lo acompaña y que sigue mamando de la teta del congreso, gracias a su jefe político.

El representante Harry González tiene prácticamente asegurada la cámara; cuenta con el apoyo del gobernador Álvaro Pacheco y por ende toda la maquinaria gubernamental que los liberales mantienen muy bien aceitada, además de que González ha demostrado trabajo, ha presentado proyectos, ha sido ponente, cosa que no ocurre con Urrego de quien no se sabe qué proyectos ha presentado para favorecer al Caquetá; el del Centenario de Belén fue compartido con Harry y parece que este último fue el que logró jalonarlo en la bancada del congreso. Urrego se aparece en el Caquetá cuando hay alguna feria, una visita presidencial, una fiesta importante y pare de contar; de su trabajo en la Cámara en bien de la región, nada se sabe.

El grito en el cielo del Directorio conservador acusando a Arnulfo Gasca de “doble militancia y de transfuguismo”, sic,   no es otra cosa que un grito de angustia porque se les aparta de la línea el líder de esa corriente política que más votos pone en el Caquetá; a Arnulfo lo atacan porque sí, porque no, porque va a llover, porque hace sol; eso ha ocurrido en las anteriores elecciones, en las cuales le ganaron con triquiñuelas y con acusaciones que nunca fueron comprobadas.

No tienes especialización? ven a la CUN hoy, tienes aun tiempo de matricularte, en Paz y desarrollo territorial. Mayor información al 3213943044. Vive la CUN, vive la U. Ampliamos matriculas.

Eso no quiere decir que estamos en la línea de Arnulfo Gasca; ni más faltaba, es simplemente una radiografía de lo que está sucediendo y de lo que va a suceder en las próximas elecciones al congreso, elecciones en las cuales la gente le va a cobrar o a premiar según sea el caso, a sus partidos y a sus representantes, el trabajo que hayan hecho.

Habrá que esperar el candidato oficial que lance el Centro Democrático, el candidato de las Farc,  que además de las curules que ya tienen aseguradas podría obtener otra, y cualquier otro candidato que se lance al ruedo; pero la alianza de Cicery y Gasca, indudablemente pone en aprietos a Urrego, al partido conservador, y lo que más les duele algunos, pone en peligro una teta que se ganaron en la pasada campaña, acompañando a su candidato por los pueblos, poncho al hombro, sin ningún asomo de trabajo, simplemente especulando con los parroquianos que por un almuerzo siempre está dispuestos a escuchar unas promesas  que saben que nunca cumplirán, como el manido cuentico de que volveremos al campo, vamos a dignificar al campesino. Carreta, carreta de la buena.

 Por lo pronto la caldera política está encendida, el Directorio Conservador está que trina e incluso ha acudido al apoyo de senadores de esa colectividad como Hernán Andrade Serrano, quien nunca ha presentado un proyecto por el Caquetá y que solo viene antes y en las elecciones para cazar unos votos aquí y otros allá; “Coco y Gasca” le pusieron el tábano al anquilosado novillo del mencionado directorio, que en hora buena para su colectividad, logró cambiar una mesa directiva que aún sigue chupando rueda en esa corriente política.

Comentarios

comentar

6 views